VÍSTETE SEGÚN LA FORMA DE TU CUERPO

VÍSTETE SEGÚN LA FORMA DE TU CUERPO


Reloj de arena

Si tienes el busto pronunciado, la cintura definida y caderas con curvas, tienes el cuerpo ideal, ya que es considerado como el más armonioso y proporcionado. Se te recomienda que aproveches tus curvas acentuándolas con elegancia: atrae la atención sobre tu cintura con cinturones y chaquetas entalladas. Los tops con escote en V te sentarán muy bien, ¡ah! y procura no usar prendas demasiado ajustadas, o por lo menos no en ambas mitades del cuerpo.

Triángulo o de pera

Si tienes los hombros estrechos y el busto pequeño, pero caderas y muslos anchos, tienes que equilibrar la parte superior de tu cuerpo con la parte inferior. Huye de los pantalones y faldas muy apretados, así como de los colores claros en la parte inferior. Usa escotes pronunciados, lleva chaquetas con hombreras y complementa tu escote con accesorios llamativos. Utiliza vestidos de corte princesa o imperio, evita los bolsillos y los detalles a la altura de la cadera. Recurre a las líneas verticales y  telas fluidas y vaporosas para la parte inferior.

Triángulo invertido

Es la forma opuesta al tipo de pera: hombros anchos, busto mediano, cintura normal y caderas estrechas. Tienes que dar más volumen en la parte inferior y disimular tus hombros destacando el busto. ¿Cómo puedes hacerlo? Evita los volantes en los tops y los tirantes finos, lleva vestidos con detalles en la cintura y debajo del busto. Recurre a los bolsillos, los estampados en los pantalones y vuelos en las faldas. ¡Utiliza tacón y enseña las piernas!

Redonda o de manzana

El abdomen es el punto débil de este tipo de cuerpo, por lo que debemos disimular la barriguita e intentar crear la apariencia de ser más estilizada. Vestir de pies a cabeza de un mismo color estiliza, así que a partir de ahora los looks monocromáticos deben ser un must para ti. Huye de los estampados grandes, pero no renuncies a los más pequeños. Los pantalones rectos son mejores, evita aquellos que sean acampanados, las camisetas o vestidos con cuello en V también estilizan la figura. Y ante todo, usa ropa de tu talla exacta, ni más pequeña ni más grande. ¡Trata que se ajuste con suavidad a tu figura!

Rectángulo

Tanto los hombros como la cadera tienen la misma anchura, y la cintura no está definida, es un cuerpo proporcionado pero sin curvas… ¡tendremos que crearlas con ilusión óptica! Escoge prendas que enfaticen la cintura: usa vestidos que se ajusten a tu cintura y que sean holgados para el resto del cuerpo; evita pantalones a la cadera, y no uses trajes cruzados. Si quieres usar estampados o volantes opta por hacerlo sólo en una prenda, la superior o la inferior, nunca en ambas. También puedes utilizar chaquetas largas con faldas cortas para crear un torso más largo y faldas largas con tops cortos para parecer más delgada. Tus mejores aliados: los vuelos y los drapeados en las telas.