¡DESPIÉRTATE! TE EXPLICAMOS POR QUÉ DEBES IR AL GIMNASIO EN LA MAÑANA

¡DESPIÉRTATE! TE EXPLICAMOS POR QUÉ DEBES IR AL GIMNASIO EN LA MAÑANA

En este blog te diremos porque es mejor ir al gym por las mañanas, pues aunque sabemos que puede ser muy complicado, no resultará imposible cuando existen las ganas de intentarlo y cuando Maja te da los mejores tips para lograrlo. 

Hoy en día nuestro agitado estilo de vida y las actividades diarias agotan hasta el  mínimo tiempo que tenemos para nosotras, por ello hacer ejercicio por las mañanas es el momento ideal que nos permite cumplir con toda nuestra rutina, además, tiene más beneficios de los que imaginas:

1.-Empezarás el día con entusiasmo y energía.

Al hacer ejercicio producirás endorfinas que ayudan a disminuir la ansiedad y proporcionan una sensación de bienestar, además, con el ejercicio podrás potenciar la actividad mental, con lo que podrás estar al 100% para  las actividades que debas realizar después.
  
2.-Serás tu propio despertador.

Al respetar un horario fijo para ir a dormir y levantarte, tu cuerpo será tu propio despertador,  pues al cumplir con tus 8 hrs de sueño, generarás un ciclo que regulará tu reloj biológico.  

3.- Menos pretextos.

Llevar un estilo de vida saludable es complicado, sin embargo 30 minutos diarios son suficientes para lograrlo, si lo haces temprano por la mañana, difícilmente habrá otras actividades que se interpongan en ese horario, además podrás destinar el resto de tu día para tus demás actividades.    

 4.- La organización llegará para quedarse.

Una vez que creas un hábito que disfrutas, difícilmente dejarás de hacerlo, por lo que la organización que se requiere todas las mañanas para ir hacer ejercicio, formará parte de tu rutina y porque no, hasta de otros aspectos en tu vida diaria. 

5.-Tiempo para ti. 

Podrás aprovechar el momento en que haces ejercicio para estar contigo misma, reflexionar e incluso pensar en aquellas que cosas que te invitan a soñar despierta. 

Aquí te dejamos algunos tips que te ayudarán a crear este nuevo hábito:

1.- Duerme bien.

Para amanecer al día siguiente radiante y descansada te aconsejamos dormir de 7-8 horas diarias, estarás dando a tu cuerpo el descanso que necesita y lograrás despertar con energía. Es muy importante que respetes el horario que te propones ya que solo así lograrás el hábito. 

2.- Deja tu ropa lista.

Lo más recomendable es que antes de irte a dormir dejes lista tu ropa de entrenamiento, así no perderás tiempo por la mañana. Si después del gimnasio, debes ir a trabajar, entonces deja preparada una maleta con el outfit del día siguiente. 

3.- Come algo antes de entrenar.

El no desayunar solo hará que tu cuerpo se agote rápido o te de hambre, lo que interrumpirá tu rutina de ejercicio o evitará que la termines, así que nunca te saltes la primera comida del día. Un licuado y una fruta son una buena opción para comenzar el día.

4.- Playlist favorita.

Además de llevar todas tus ganas para cumplir esta meta, crea una playlist con las canciones que más te gustan o sientas que podrían motivarte al hacer ejercicio, ya sea para hacer cardio o simplemente caminar, la música es el mejor acompañante y claro… una botella de agua. 

5.-  Ejercicios de calentamiento.

Seguro te estás preguntando ¿y esto para qué?, ¿no voy a hacer ejercicio igual? ¡Claro! Pero recuerda que tu cuerpo necesita preparar el sistema nervioso para el ejercicio, además te dará la temperatura corporal necesaria y evitarás así sufrir alguna lesión.
¡A comenzar una nueva rutina a partir de hoy Maja! Ya estamos a mitad de año y hay que cumplir nuestros propósitos.