ACABA CON LOS PREJUICIOS, ROMPE LAS REGLAS DE BELLEZA

ACABA CON LOS PREJUICIOS, ROMPE LAS REGLAS DE BELLEZA

La buena noticia es que en el mundo de la belleza, la única verdadera regla es la de usar todo aquello que vaya de acuerdo con la personalidad y estilo de cada quien. 

Nunca usar ojos y labios intensos al mismo tiempo.

¿Quién puede asegurar que un smokey eye no se vería padrísimo con un lipstick fuerte? Esta “regla” está más que superada porque es perfectamente alcanzable y favorecedor usar los dos en un mismo look. La recomendación es llevar tonos que combinen y se complementen.

Usar diferente color de lipstick y delineador de labios.

Hace algunos años era imposible pensar en los labios con más de un tono, pero hoy han tomado todo un nuevo significado. El efecto ombré o degradado crea mucha dimensión y definitivamente hace que la boca se vea con más volumen.

Debes evitar el frizz a toda costa.

Los chinos, en todas sus presentaciones, son más que bienvenidos e inevitablemente incluyen algo de frizz. Encuentra un corte en capas que deje que caigan y se acomoden de forma natural y siéntete orgullosa porque siempre es mejor enaltecer lo que tienes, sí, ¡con todo y el esponjado!

Las uñas deben ser cortas y cuadradas.

Las uñas largas ya no son de señora anticuada. La verdad es que el tamaño, color y largo es completamente personal, pero hoy se vale de todo: largas, almendradas, picudas, redondas, cuadradas, metálicas, en fin, las opciones son amplias.

Los colores fuertes de boca son solo para el invierno.

Los colores intensos en la boca se ven increíbles en cualquier época del año, la clave es usarlos con proporción, manteniendo colores neutrales en el resto de la cara y dejando que los labios sean protagonistas sin importar el clima.